La bicicleta crece un 16% ante la caída de coches, motos y transporte público

bici

El uso de la bicicleta en la almendra central de Madrid ha crecido un 16%, mientras que el tráfico ha caído un 4% y la bajada se ha extendido, por primera vez, incluso a motos y ciclomotores, con un descenso del 5,7%. Así se desprende del estudio sobre movilidad elaborado por el Ayuntamiento de Madrid y referido a 2013, que recoge una disminución en los desplazamientos motorizados que va más allá de lo achacable a la crisis económica.

El informe destaca que el servicio de autobuses urbanos se ha recortado un 5,8% y el metro un 11,1%, lo que ha provocado una caída respectiva de la demanda del 4% y el 7,2%, superior a la sufrida por el vehículo privado pese a ser más caro. Ha cambiado además el tipo de usuario del transporte público, ganando predominancia los usuarios con tarifas subvencionadas (mayores).

No sólo es la crisis. “La menor renta hace que los ciudadanos se desplacen menos en coche o transporte público, y más a pie”, señala el informe. Pero mientras que el Producto Interior Bruto cayó en 2013 un 1,2% en la región, y el empleo disminuyó un 0,9%, la movilidad motorizada se recortó por encima de esos niveles: el 4,2% en la capital y el 2% en el resto de la región.
La ciudad pierde habitantes (0,8%) y trabajadores (1,5%), mientras que los municipios cercanos ganan población (0,2%) y empleo (0,7%). Así, el informe concluye que los trayectos en la capital pierden peso ante los desplazamientos interurbanos, en los que el uso del transporte público cae desde 2007 (un 7,6%).

Menos transporte público. El servicio de autobuses urbanos se ha recortado un 5,8%; el de metro, un 11,1%. Esto “puede haber influido en el descenso de la demanda”, con una caída respectiva del 4% y el 7,2%, superior en ambos casos al bajón del vehículo privado (3,3% de media en la región). Es decir, los madrileños dejan de usar el transporte público porque hay menos oferta, incluso aunque el coche les resulte más caro. “Además, se ha modificado sustancialmente el tipo de usuario del transporte público”.

El informe de movilidad detecta “un peso cada vez mayor” en el transporte público “de aquellos colectivos que disponen de tarifa bonificada”, en especial los mayores. Pese a ello, el estudio defiende los recortes, y anima sólo a un “ajuste fino selectivo al alza”.

Más bus, menos coches. La implantación de carriles reservados para autobuses, y de calles con velocidad limitada a 30 kilómetros de hora para que convivan coches y bicicletas, ha provocado una reducción del tráfico del 6,3% en la M-10 (el cinturón de bulevares y rondas que rodea el centro de la capital). Ese tráfico no se ha ido a vías alternativas y la velocidad de circulación apenas se ha reducido. De hecho, la velocidad de los autobuses urbanos ha aumentado un 4%.

Más bicis y menos motos. La caída del tráfico ha afectado por primera vez a motos y ciclomotores (un 5,7%). El uso de la bicicleta, en cambio, ha crecido un 16% en el interior de la M-30.

Menos coches aparcados. El estacionamiento en la almendra central ha caído un 6%, pero el servicio regulado mediante parquímetros sigue a máximo rendimiento (88% de plazas ocupadas). “Esto se debe al incremento del tiempo de estacionamiento de los vehículos”, señala el informe, que destaca la imposibilidad hasta hace pocos meses de controlar el tope de duración (desde julio, los nuevos parquímetros registran la matrícula).

Y menos multas. El descenso de tráfico ha provocado una rebaja del 5,3% en el número de infracciones de aparcamiento. Además, ha bajado el porcentaje de vehículos comerciales que estacionan ilegalmente para la carga y descarga, pasando del 53% al 43%. Pero incluso entre los que paran en zonas habilitadas para ello, un tercio supera el máximo tiempo permitido (30 minutos), lo que “supone una amenaza para la capacidad” de esos espacios.

32 víctimas mortales. La cifra de muertos en accidentes de tráfico “se ha mantenido prácticamente constante”, pasando de 33 en 2012 a 32 en 2013. Han aumentado un 5% las víctimas graves en siniestros. “A partir de 2010 se observa un cierto estancamiento en la reducción de víctimas; aun así, desde 2005 se han reducido a más de la mitad; entre 2005 y 2008, por la reducción de siniestralidad de coches y motos; y en 2010, por el descenso de peatones fallecidos”, señala el informe.
El 97% de los muertos y el 80% de los heridos graves en accidentes son peatones o usuarios de bicicletas, motos y ciclomotores. Crece la siniestralidad entre estos últimos, mientras cae entre los conductores de coches. En 2013 murieron 18 peatones, 11 motoristas, dos ciclistas y un conductor. Desde 2005 sólo se han registrado cinco ciclistas muertos (uno en 2009 y dos en 2010).

Mejora la contaminación. La media de emisiones de dióxido de nitrógeno (el componente en el que se rebasa el límite legal de la Unión Europea desde 2010, con una amenaza de multa millonaria) ha caído de 41 a 37 microgramos por metro cúbico; además, el número de estaciones de medición que superaron el valor límite de 40 microgramos bajó de 10 a ocho. Eso se explica, según el estudio, por la sustitución de autobuses urbanos de gasóleo (estos motores son los principales responsables de las emisiones) por otros de gas o menos contaminantes. Pero también por la “mejora de las condiciones climatológicas”, es decir, porque 2013 fue más lluvioso o ventoso.

Fuente: elpais

Los menores de siete años viajarán gratis en el transporte público

Unos 500.000 niños menores de 7  años podrán acceder de forma gratuita al transporte público en la Comunidad de Madrid, según ha avanzado hoy el presidente autonómico, Ignacio González, tras anunciar un ampliación en 3 años del tope de edad vigente, que permite no pagar billete a los menores de cuatro.

González ha anunciado que el Consejo de Gobierno aprobará esta medida en la estación de metro Rivas Futura, en el municipio de Rivas Vaciamadrid, donde ha entregado a una usuaria del transporte público la tarjeta de transporte sin contacto número dos millones.

El presidente, que ha estado acompañado del consejero de Transportes, Pablo Cavero, ha señalado que la ampliación del grupo de edad que dispone de transporte público gratuito pretende «ayudar a las familias» y ha estimado que cerca de 220.000 niños de 4, 5 y 6 años no pagarán desde ahora el servicio en Madrid.

Esta cifra, sumada a los de hasta tres años que actualmente pueden viajar gratis por la región, supone que 500.000 niños madrileños pasarán a estar exentos de pagar en el Metro, en los autobuses y en el servicio de Cercanías.

Para poder llevar a cabo esta medida, que se va a aprobar en el próximo Consejo de Gobierno, se entregará a los niños que tengan entre 3 y 6 años una tarjeta sin contacto especial, de color verde y personalizada, cuya emisión será gratuita y que sólo tendrá coste de seis euros en caso de nueva emisión por robo o pérdida.

La emisión de estas tarjetas diseñadas para menores está prevista para el próximo mes de marzo. «Pretendemos ayudar a las familias que estos últimos años han tenido que hacer frente a una situación económica difícil con motivo de la crisis», ha señalado el presidente de la Comunidad de Madrid en sus declaraciones.

González ha añadido que esta iniciativa se suma a otras políticas como la congelación de las tarifas de renovación de los carnés de familia numerosa, la congelación de las tasas universitarias y del precio del transporte público, la bajada del precio del agua o la nueva ayuda de alquiler de viviendas.

Todas estas medidas «de carácter social», según ha explicado González, tienen como propósito «devolver a las familias madrileñas el esfuerzo que han hecho estos años de crisis», y es posible efectuarlas porque «la recuperación se está instalando ya de manera definitiva» en la Comunidad  de Madrid.

El titular del Ejecutivo regional ha señalado que la mejora de la situación económica regional se ve reflejada en el aumento en más del 2 %, según ha apuntado, del número de usuarios que utilizan la red de Metro de Madrid.

Un dato que significa, según González, que «claramente» que la recuperación «está empezando a llegar a los ciudadanos». En el acto de entrega de la tarjeta número dos millones, en el que ha estado acompañado por el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, González ha celebrado que desde el pasado 1 de enero todos los viajeros que utilizan el transporte público estén haciendo uso de la tecnología sin contacto en toda la modalidad de abonos y zonas.

La sustitución de los abonos tradicionales por estos sin contacto comenzó el pasado mayo de 2012 y el número de tarjetas emitidas ha alcanzado hoy la cifra de los dos millones.

Con este nuevo soporte, los madrileños pueden adaptar el periodo de validez a sus necesidades, comenzando el periodo de treinta días utilizables la jornada que ellos consideren, sin que tenga que coincidir, como antes, con el mes físico, según ha recordado el presidente.

Esto permite planificar de antemano la compra del billete y «supone un importante ahorro económico para el usuario habitual del transporte público», ha dicho.

Tras conocer la ampliación a los menores de siete años de la gratuidad del transporte, UPyD ha celebrado que el Gobierno regional ponga en marcha una medida que su grupo parlamentario en la Asamblea viene reclamando a través de diferentes iniciativas desde el año 2011.

Fuentes de UPyD han recordado, en concreto, que este grupo solicitó una proposición no de ley «igualar la edad mínima en que los niños podrán viajar sin billete para todos los medios de transporte de la Comunidad de Madrid hasta los 6 años de edad».

Fuente: El Pais

10 claves para hacer un buen Plan de Movilidad Urbana Sostenible

Los Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) están orientados a desarrollar políticas de movilidad sostenibles, reduciendo las emisiones y potenciando los modos de transporte público y la bicicleta, junto al siempre olvidado peatón.

Para ello, debe cumplir tres objetivos:

  • Ser socialmente útil
  • Ser medioambientalmente adecuado
  • Ser económicamente sostenible

Estos planes se llevan impulsando por los organismos públicos, especialmente por la Unión Europea desde hace algo más de una década debido al elevado incremento de la tasa de motorización, que no sólo colapsa las ciudades sino que las ahoga.

De tal forma, que al tener ya una idea apróximada de qué es un PMUS (aquí tenéis la Guía práctica para la elaboración e implantación de un PMUS), vamos a ver cuáles son según Julián Sastre, que lleva más de 10 años haciendo Planes de Movilidad Urbana Sostenible, las 10 claves para realizar buenos planes.

  1. Las propuestas de Corto Plazo deben tener visión de futuro pero a la vez tener efectos inmediatos, pues de no ser así el PMUS cae en la tentación de dejarse a un lado ya que no se ven sus beneficios.
  2. El binomio urbanismo-territorio y movilidad-transporte se deben considerar inseparables, puesto que hay que diseñar una política de movilidad acorde al modelo de ciudad y territorio. A la par que hay que desarrollar la ciudad sin olvidar las necesidades y efectos en la movilidad que dicho desarrollo puede genera.
  3. Multimodalidad. Se deben integrar todos los medios de transporte, y a cada uno de ellos hay que dedicarle su espacio si así lo requieren.
  4. Recolección de datos, pues sin estos será imposible redactar un buen PMUS. Además, es necesario realizar una perfecta modelización y una buena fotografía actual, que permitan entender las pautas de movilidad y sus factores explicativos.
  5. Participación ciudadana. En este aspecto no sólo se debe fomentar que los ciudadanos participen en la fase de propuestas, sino que los diferentes entes implicados, como los consorcios de transportes, las asociaciones de empresarios, ONGs medioambientales, etcétera deben formar parte del equipo de trabajo para un mejor PMUS.
  6. Análisis de experiencias. Servirá para explicar los efectos de las alternativas que se proponen y para aclarar por qué no se han considerado otras posibles alternativas.
  7. Rigor en las propuestas y en los procesos, evaluando los efectos y los resultados. De hecho, esto es realmente útil para que el proceso participativo se pueda superar con éxito.
  8. Evaluación detallada de impactos que pueden producir las medidas que se propongan en el PMUS. Haciendo una evaluación de los impactos de los efectos ambientales, congestión, reparto modal, ahorros de tiempo, efectos económicos, seguridad vial, etcétera.
  9. En ciudades grandes con influencia metropolitana, hay que dar todavía más importancia a la intermodalidad y la necesidad de propuestas y análisis al respecto.
  10. No sólo se debe tener en cuenta los gastos de inversión, pues no hay que olvidar también los gastos de operación y mantenimiento. Obviamente, tampoco hay que infravalorar los costes de construcción.

En definitiva, un PMUS no es hacer un estudio técnico más, es realizar un verdadero plan de transportes pensando en el modelo de ciudad que se quiere.

Fuente: juliansastre.com

Terminal subterránea en Canalejas, Madrid

El área de urbanismo del Ayuntamiento de Madrid ha iniciado el concurso para contratar la obra y gestión del aparcamiento e intercambiador bajo Canalejas.

Recreación de la plataforma y el aparcamiento

Se trata de un espacio subterráneo en el cuál se establecerán las paradas de los autobuses de la EMT madrileña, que hasta ahora finalizaban e iniciaban su recorrido en superficie. Además se construirá un aparcamiento con capacidad de hasta 434 vehículos estacionados. El presupuesto asciende a un total de 38,7 millones de euros y una concesión administrativa por 40 años.

De esta forma no sólo se pretende mejorar la circulación en superficie, si no que el impacto visual y la contaminación acústica se reducirán notablemente. Los autobuses accederán por una doble rampa a la parte subterránea, que también servirá como salida. En dicha parte existirá una isleta central con un total de diez dárseas de acceso y descarga de pasajeros. Además se dotará de hasta cuatro zonas de carga y descarga de mercancías para uso del pequeño y mediano comercio local.

En cuanto al aparcamiento de 434 plazas, un total de 74 estarán reservadas para vecinos, tal y como ocurre en la actualidad. El parking tendrá cuatro accesos, dos de entrada y dos de salida

Sin embargo este proceso no se libra de la polémica, y es que el Ayuntamiento ha tenido que modificar el Plan de Urbanismo para poder realizar este proyecto, que promueve el grupo OHL. Por lo que la plataforma subterránea será la futura entrada al centro comercial y hotel de lujo Four Seasons, proyecto que también está llevando a cabo OHL.

Fuente: ABC